martes, 15 de octubre de 2019

Tirando de la cuerda: entrevista a Wilson Netto.

Por Enrique Santiago (entrevista en programa radial Tirando de la cuerda, de Fm del Carmen)

En el marco del Día del Patrimonio, estuvimos conversando con el Presidente de Codicen, Wilson Netto. 

 
Wilson Netto (Foto: sitio web de ANEP)




Buenas tardes, ¿cómo le va?

Muy bien, un placer estar aquí. Esto es algo muy simbólico, porque representa un movimiento pedagógico que desde el origen, desde la impronta de Figari, se ha logrado sostener en el tiempo con muchísimas dificultades, dependiendo del período que le ha tocado vivir. 
Hoy es un placer que aquella idea del obrero artista de Figari, se vea reflejada en el sistema educativo todo. Porque todo este trabajo que tenemos en distintos lugares, en base a proyectos, jóvenes que nos representan en distintos puntos del mundo, poniendo en juego el conocimiento con el azar, es el gran desafío que claramente llevó Figari. Miren todo el tiempo que tuvo que pasar, cien años, para recuperar aquellas ideas realmente muy potentes de Figari, que se lo conoció como abogado, como artista, como pintor, pero poco se ha hablado de él como filósofo y menos como pedagogo. 
Y bueno, este lugar siempre es un lugar de reencuentro, de placer. Es un ámbito en el cual cuando pasa un estudiante, no se quiere ir, y permanentemente se renueva en distintas áreas, porque acá realmente la gente encuentra bienestar, reconocimiento, atención a la singularidad. 
Es un lugar muy especial para la educación toda del país y más allá de las temáticas que se trabajan en la parte artística, y la incidencia cultural que ha tenido a lo largo de la historia, es un formato pedagógico que tiene mucho para enseñar al resto del sistema.

Una de las cosas a las que apelaba Figari, era apuntar a la calidad, ya que no podemos compararnos con Europa. ¿Cómo ve desde el momento en que usted ingresa a la Administración, todo el trayecto de la Escuela Figari?, ¿ve que esa calidad se plasma?

Sin duda, acá tenemos profesores que han generado escuelas en las distintas líneas de trabajo. Figari, como tú lo decías, en 1910, en educación y arte, expresa que Uruguay es un país pequeño y que la única forma de poder salir al mundo y tener competitividad es agregarle valor en calidad, en diseño, y en realidad hoy las condiciones de trabajo de los compañeros en la escuela claramente son otras. Ustedes recordarán los viejos galpones en los cuales se desarrollaba esto. Y lo que es la situación hoy, tanto aquí como en Sarandí, que componen un único centro con una filosofía de trabajo común, pero con espacios realmente relevantes y específicos, con el equipamiento adecuado, con las condiciones adecuadas en todas sus dimensiones. Y el nivel de los docentes. Tenemos que reconocer que hay una categoría de docentes que tienen pasión por lo que hacen. Y además de ser excelentes profesionales, esa pasión la transmiten, y por eso la gente cuando viene aquí encuentra bienestar. Además de aprender y estimular su creatividad, aprender distintas técnicas, en las distintas áreas. En realidad es un lugar extremadamente inclusivo e integrador y eso es algo que tiene mucho para enseñar al resto del sistema. Porque aquí, los profesores todos y cada uno, pasan a ser importantes, y todos y cada uno tienen algo para aportar. Y con las distintas metodologías de trabajo que llevan adelante, con esa impronta logran que cada uno encuentre su lugar, y en equipo, socialicen cultura, conocimiento, y en definitiva eso es desarrollo humano. 
Es un lugar donde las personas participan con entusiasmo y contribuyen al desarrollo humano. Esto tiene un valor especial en cualquier sociedad.

¿Cómo cree que van a estar cerrando a nivel de calidad, de movimiento humano, estos dos días del Patrimonio?

Yo creo que el recorrido va a ser muy interesante. La gente se moviliza mucho en el Uruguay. Hay lugares que anualmente también se abren incrementando las posibilidades en el recorrido. Yo creo que también la referencia y el ícono particular que nos encuentra en este Día del Patrimonio es muy significativa para la sociedad toda, y agrega calidad. Agrega también circulación de cultura. Porque también es verdad, las cosas pueden estar, pero si no hay un estímulo a la circulación cultural, la gente no se apropia. 
Y aquí particularmente lo que tú me preguntabas de calidad: fijate que acá tenemos chiquilines que vienen desde los once o doce años. Recién acabo de estar con un estudiante de 84 años. El equilibrio que se logra en los grupos con gente adulta y joven, el intercambio inter generacional entre los propios estudiantes, genera una dinámica realmente muy interesante que muchos de los profesores nos lo han expresado. Inclusive me han solicitado venir a visitar clases para poder observarlo. Y además los niveles, porque fijate que antes la Escuela Figari tenía formaciones, pero hoy tiene Educación Básica, Educación Media y Educación Terciaria. O sea que en definitiva, hay un cambio, un impulso que la UTU tiene en todo el país. Pero particularmente este Centro hoy permite formaciones que antes claramente no era posible llevar adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario